LaInclusin Personas con Discapacidad Entre la Igualdad y la Diferencia (1).pdf

  • Published on
    03-Feb-2016

  • View
    2

  • Download
    0

Transcript

  • Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005 / 235

    La inclusin para las personas con discapacidad: entre la igualdad y la diferencia

    La inclusin para las personas con discapacidad:entre la igualdad y la diferenciaInclusion for People with Disability: Between Equality and Diversity

    ResumenEste documento presenta un anlisis sobrediscapacidad, inclusin social, igualdad, diferen-cia desde distintos paradigmas de aproximacin ala realidad social de las personas con discapacidad.A partir de los planteamientos de Daz (1), se haceuna reflexin de la discapacidad desde los puntosde vista especialista, materialista y posmoder-nista; de la comprensin y aplicacin de los concep-tos de inclusin y equidad usados cotidianamentepor las entidades en sus polticas, planes, progra-mas y proyectos. La postura de diferentes orga-nizaciones, partiendo de los paradigmas liberal,marxista y postestructuralista, permite entenderdesde cules concepciones se construyen las pro-puestas de accin.Finalmente, se ordenan las respuestas socialessegn el planteamiento de Avara (2) a partir delas matrices culturales de sobreproteccin y es-fuerzo; las alternativas postuladas por Santos(3) y Daz (1) quienes destacan la diversidad y elreconocimiento de la diferencia como una for-ma de inclusin y de libertad recuperando elpapel protagnico de los sujetos con discapa-cidad, su entorno local y el estado.Palabras clavePalabras clavePalabras clavePalabras clavePalabras clave: personas con discapacidad, equi-dad, diversidad cultural.

    AbstractThis document presents a discussion aboutdisability, social inclusion, equality and diversity

    Alix Solngel Garca Ruiz*, Aleida Fernndez Moreno

    Recibido: junio de 2005Aceptado: agosto de 2005* Terapeuta Ocupacional UN. Magster en desarrollo so-

    cial y educativo UPN. Coordinadora del programa deprevencin y manejo de la discapacidad. SecretaraDistrital de Salud de Bogot. Miembro grupo de inves-tigacin rehabilitacin e integracin social de la per-sona con discapacidad. Universidad del Rosario.asgarcia@saludcapital.gov.co

    Terapeuta Ocupacional UN. Magster en desarrollo so-cial y educativo UPN. Docente Departamento de laOcupacin Humana y Maestra en Discapacidad e In-clusin Social. Facultad de Medicina. Universidad Na-cional de Colombia. cafernandezm@unal.edu.co

    based on different paradigms on the approach tosocial reality of people with disability.From Diaz (1), a reflexion is made aboutdisability form esencialist, materialistic andpostmodernist points of view; and about anunderstanding and application of the conceptsof inclusion and equity used daily by entities intheir policies, programs, plans and projects.Different organizations positions from the libe-ral, Marxist and poststructuralist paradigmsallow us to understand from where actionproposal are made.Finally, the social answer according to Avara (2)is organized from cultural matrix of overprotec-tion and effort. Alternatives postulated by Santos(3) and Diaz (1) state that diversity and recog-nition of differences, such as inclusion and free-dom, recover the staring rol disable people, theirlocal environment ant the state.Key wordsKey wordsKey wordsKey wordsKey words: Disabled people, equity, culturaldiversity.

    Notas / Notes

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM235

  • 236 / Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005

    Garca AS., Fernndez A.

    Antecedentes: discapacidady paradigmas de la equidad

    El ser humano segn Casado y Egea (4) tienela tendencia, o ms bien, la necesidad, de poner-le nombre a todo lo que le rodea, es decir, po-nerle etiqueta a las cosas, ideas, objetos. Ladiscapacidad es el nombre que se da a algo, asentonces el concepto de discapacidad dependedesde dnde se mire; hemos decidido hablar dediscapacidad desde el punto de vista social, par-tiendo de la premisa de que la discapacidad esuna construccin social.

    La discapacidad no se considera la consecuen-cia de una deficiencia. La Organizacin Mun-dial de la Salud (5), destaca que en el modelosocial de la discapacidad, se argumenta que lasbarreras a la participacin son causas importan-tes de la discapacidad. As la discapacidad, no seentiende como un proceso que tiene origen enel individuo, sino ms bien en procesos socialesamplios: en la interaccin interpersonal einterinstitucional, en las oportunidades que ofre-ce el medio social, Jimnez (6).

    Segn Casado y Egea (4), el enfoque socialtoma como referencia normativa general losderechos humanos y como objetivo poltico b-sico la no discriminacin. Por tanto, se promue-ven las normas legales por el reconocimientode los derechos, y las personas pasan de ser ob-jetos de la caridad a ser sujetos de derecho, loque significa que son y deben ser reconocidoscomo ciudadanos, Garca (7). Puede decirse, en-tonces, que la discapacidad es un asunto de to-dos e implica el reconocimiento que como

    ciudadanos hacemos sobre las diferencias y larespuesta que les damos a stas.

    En un sentido ms amplio, Daz (1), planteatres paradigmas para entender el concepto dediscapacidad: esencialista, materialista yposmoderno. Para el paradigma esencialista ladiscapacidad se explica desde la normalidad, seminimiza el papel de la cultura, es una tragediapersonal, es enfermedad, se asocia a programaspolticos conservadores; para el materialista estmediatizada por unas condiciones sociales y eco-nmicas dadas, no es una condicin inherente alindividuo, no es slo un constructo social, sinouna etiqueta cuyo efecto es el afianzamiento de lamarginacin social. En el paradigma posmodernose trabaja por el cambio de las normas y los valo-res, por el derecho a ser reconocido y a participarde los escenarios de la vida personal, profesional,econmica y poltica, por la comprensin del usodel lenguaje, y se cuestiona el carcter universalen torno a la discapacidad. Por supuesto, se debeentender que hablar de la discapacidad ser unapostura poltica de los estudiosos de la misma.

    La discapacidad seala Garca (7), hoy la en-tendemos como una construccin social que partedel no reconocimiento de las diferencias del otro.En decir, del cmo la sociedad aborda el tema dela diferencia, comparable con todas las formasde discriminacin que han existido ya sea porgnero, etnia, clase social o, en este caso,discapacidad. La discapacidad, entonces, no exis-tira si todas las personas nos reconociramosen las diferencias, simplemente seramos o so-mos seres diferentes.

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM236

  • Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005 / 237

    La inclusin para las personas con discapacidad: entre la igualdad y la diferencia

    Tabla 1. Equidad e inclusin desde los paradigmas

    Equidad

    Inclusin

    Liberal

    Generacin de equipara-cin o igualdad deoportunidades.

    Minoras como objetos deuna poltica que proveeun tratamiento diferen-cial, generalmentefocalizado.

    Diversidad orientada a laasimilacin y al indivi-dualismo.

    Compensar las desigual-dades con las que losalumnos acceden a laescuela.

    Medidas individualescentradas en propuestasde adaptacionescurriculares especficas oprogramascompensatorios.

    Marxista

    Superar las condicionessociales, polticas yeconmicas que producenla dominacin.

    Se reconocen las diferen-cias culturales de lasminoras; stas se explicandesde el modelo de ladesventaja social.

    Diversidad orientada agenerar contra los gruposhegemnicos en lo social,cultural y poltico.

    Desarrollar procesoseducativos coordinados enprogramas sociales yeconmicos, donde toda lacomunidad educativa luchepor reducir los orgenes dela desigualdad y laexclusin, que generalmen-te se sitan fuera de laescuela.

    Posestructuralista

    Reconocimiento ypotenciacin de lamulticulturalidad (sta sefundamenta ms en ladiferencia que en laoportunidad).

    Minoras como sujetospartcipes en la construc-cin de la poltica.

    Diversidad orientada aldilogo e integracinintercultural, la identifi-cacin y los consensos-disensos.

    Es una actitud, unsistema de valores ycreencias, no una accino conjunto de acciones.

    Implica reconocer unosejercicios de poder, unoslenguajes, unas relacio-nes por deconstruir yreorientar.

    Exige ofrecer unapropuesta de actuacinque impida la transforma-cin de las diferencias ensmbolo de marginacin.

    Fuente: Daz, O.C (1) Equidad, inclusin y discapacidad. CD Memorias II Foro Distrital de Discapacidad, Bogot, 2005.

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM237

  • 238 / Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005

    Garca AS., Fernndez A.

    Hablar de diferencias nos lleva a hablar deequidad y de igualdad. Daz (1) propone tresposturas relacionadas con la equidad y la inclu-sin desde los paradigmas liberal, marxista yposestructuralista (tabla 1). Desde el punto devista del paradigma liberal se promueve la equi-paracin o igualdad de oportunidades, las mi-noras son objetos de una poltica que proveeun tratamiento diferencial, generalmentefocalizado: la diversidad es orientada a la asi-milacin y al individualismo y desde la inclu-sin, las respuestas estn orientadas a compensarlas desigualdades. Desde el paradigma marxis-ta, en la equidad, para superar las condicionessociales, polticas y econmicas que produce ladominacin, se reconocen las diferencias cultu-rales de las minoras, las cuales son una desven-taja social, la diversidad orientada a generarcontrahegemona y la inclusin que coordinaprogramas sociales y econmicos. Y en el para-digma posestructuralista el reconocimiento seda ms en la diferencia que en la oportunidad,las minoras son sujetos partcipes en la cons-truccin de la poltica, la diversidad est orien-tada al dilogo e integracin intercultural, laidentificacin y los consensos-disensos; por lotanto, la inclusin es una actitud que implicareconocer el poder, el lenguaje y las relaciones.

    Paradigmas de inclusin yequidad

    Hasta hace poco tiempo el uso del trminode integracin primaba para indicar la partici-pacin de las personas con discapacidad en dife-rentes mbitos de su vida y su cotidianidad,aunque estaba especialmente referido a la inte-gracin escolar y a la integracin laboral. Perodiversos anlisis y estudios como los de Blanco(8), Verdugo (9), Arnaiz (10) y Naicker y Garca(11), sobre los procesos y los resultados dejaron

    ver que las acciones y los programas no cum-plan las expectativas, y que era necesario unnuevo trmino que de alguna manera renovarael sentido de justicia y diera opciones a las per-sonas en situacin de discapacidad para partici-par en un mundo ms equitativo, donde sereconocieran y se potencializarn sus diferen-cias en todos los mbitos.

    Casado y Egea (4) sealan que en la Unescose plante un tema general en relacin con lanecesidad de dar con una definicin aceptablede educacin inclusiva, y de distinguirla de laintegracin o de la insercin en el plan generalde educacin. La Unesco ha adoptado a escalainternacional el trmino inclusin y otros orga-nismos internacionales lo han aceptado mos-trando su vigencia. As, un elemento esencialdel concepto de inclusin guardaba relacin conlos cambios sistemticos en la escuela y el dis-trito escolar, y con el planeamiento de la ense-anza en los gobiernos local y central. Lainsercin en el plan general, por el contrario, serefera a individuos o grupos pequeos dentrodel sistema actual, sin que se dedujera necesa-riamente que haba que cambiar el sistema paraposibilitar la inclusin de otros nios.

    As, segn Blanco, citada por Daz y Fernndez(12), una diferencia relevante entre integracin einclusin reside en que se pasa de considerar elindividuo como sujeto, como individuo particu-lar quien se integra y en quien se ubica el pro-blema, a pensar en el contexto escolar en suconjunto, el cual debe satisfacer las necesidadesde todos los que se encuentran en l.

    En este sentido, la inclusin no debe verserestringida a las personas, familias o escuelas;Daz (1) habla de la inclusin ms como unaactitud, una forma de sentir, una forma de valo-rar, ms que de creencias. Esto lo configura comoun trmino ms amplio en el mbito social, y

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM238

  • Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005 / 239

    La inclusin para las personas con discapacidad: entre la igualdad y la diferencia

    por ello la inclusin no es un problema de ac-ciones puntuales. En algunos contextos se hablahoy de inclusin como una nueva alternativa

    orientada hacia la innovacin, que reconozca yatienda la diferencia y la complejidad de ladiscapacidad Daz y Fernndez (12).

    Tabla 2. Postulados y acciones relacionados con la inclusin social de personas con discapacidad

    Entidades

    Inclusin Internacional(13)

    Declaracin de Madrid,2002 (14)

    Postulados bsicos

    "La inclusin no es una estrategia desti-nada a ayudar a las personas a encajaren los sistemas y las estructuras exis-tentes en nuestras sociedades: la inclu-sin se propone transformar estasestructuras y estos sistemas para hacer-los mejores para todos. La inclusin sig-nifica crear un mundo mejor para todos".

    "No discriminacin ms accin positivaigual inclusin social"."Para lograr la igualdad de las perso-nas con discapacidad, el derecho a noser discriminado debe ser complemen-tado con el derecho a recibir apoyo yasistencia".

    Principios / Acciones / Logros

    Principios:- Derechos humanos- Derechos de las personas- Apoyo a la familia- Salud- Integracin a la comunidad- Autodeterminacin y autodefensa- Educacin- Opciones de residencia- Derechos legales- Oportunidades de empleo, trabajo y

    formacin profesional.- Diversin y tiempo libre.- Apoyo econmico.- Relaciones humanas.- Voluntariado.- Papel de las asociaciones miembros.- Papel de los gobiernos.- Compaerismo.- Investigacin.- Evaluacin y seguimiento de servicios.- Revisin.

    - Medidas legales.- Cambio de actitudes.- Servicios que promueven vida inde-

    pendiente.- Apoyo a las familias.- Apoyo especial a las mujeres con

    discapacidad.- Lneas de accin de la discapacidad.- Empleo como clave para la insercin

    social.- Nada para las personas con

    discapacidad sin las personas condiscapacidad.

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM239

  • 240 / Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005

    Garca AS., Fernndez A.

    Entidades

    Consejo Nacional de Po-ltica Econmica y So-cial. Documento Conpes80 de 2004 (15)

    Instituto Interamericanodel Nio, 2001 (16)

    Postulados bsicos

    La poltica se enmarca en el contextode proteccin y manejo social del ries-go. Propone implementar intervencio-nes para evitar la discriminacin y laexclusin social.

    La inclusin es un derecho que haceun bien educativo con sentido social.

    Principios / Acciones / Logros

    Prevencin:- Reducir la probabilidad de ocurren-

    cia de riesgos.- Transformacin de hbitos, actitudes

    y comportamientos.Mitigacin:- Aseguramiento de la salud.- Aseguramiento frente a riesgos pro-

    fesionales.- Sistema general de pensiones.Superacin:- Servicios de rehabilitacin.- Barreras y prcticas institucionales.- Empleo.-Sector cultura.- Comunicaciones.

    Logros esperados:- Plena participacin.- Igualdad de oportunidades.- Vida independiente.- Autosuficiencia econmica.

    Fuente: compilado por Fernndez y Garca (2005).

    Atendiendo a los postulados de Daz (1), laequidad y la inclusin se pueden analizar desdelos paradigmas los enunciados presentados enla tabla 2, donde Inclusin Internacional (13)representa a las asociaciones a favor de las per-sonas con deficiencia intelectual; en la Declara-cin de Madrid (14), convergen diferentes actoresestatales, organismos no gubernamentales yotros sectores de la poblacin con y sindiscapacidad; el Consejo Nacional de PolticaEconmica y Social de Colombia [Conpes (15)],entidad gubernamental, y el Instituto Interame-ricano del Nio (16), que representa a la Orga-nizacin de Estados Americanos [OEA (17)].

    En relacin con los principios presentados tan-to por inclusin internacional como en la Declara-cin de Madrid, se hace evidente que sus postuladosparten de una condicin de desventaja social

    que implica, segn Daz (1), superar las condicio-nes sociales, polticas y econmicas que producenla dominacin, entonces se pueden relacionar conel paradigma marxista, porque se buscantrasformaciones y reconocimiento social de dife-rencias culturales. Lo expuesto se refleja en losprincipios de inclusin internacional, tales como:apoyo a la familia, integracin a la comunidad,autodeterminacin y autodefensa, educacin, opor-tunidades de empleo, trabajo y formacin profe-sional, apoyo econmico, papel de los gobiernos,evaluacin y seguimiento de servicios y la revi-sin de medidas legales, y en lo expuesto en laDeclaracin de Madrid (14), como: cambio de ac-titudes, servicios que promueven vida indepen-diente, apoyo a las familias, apoyo especial a lasmujeres con discapacidad, lneas de accin de ladiscapacidad, empleo como clave para la inser-

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM240

  • Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005 / 241

    La inclusin para las personas con discapacidad: entre la igualdad y la diferencia

    cin social y nada para las personas condiscapacidad sin las personas con discapacidad.

    As mismo, al revisar el documento Conpes80 de 2004 (15), como el instrumento propues-to por el gobierno colombiano para hacer efec-tiva la poltica nacional de atencin a la poblacincon discapacidad y ver sus postulados a la luz dela propuesta de Daz (1), las orientaciones de lapoltica nacional de discapacidad responden a unparadigma liberal que da cumplimiento a las con-venciones internacionales, en especial a las Nor-mas Uniformes de 1994 sobre los derechos delas personas con discapacidad, y a la Conven-cin Interamericana para la eliminacin de to-das las formas de discriminacin contra laspersonas con discapacidad (18).

    De otra parte, analizando los postulados pre-sentados por el Instituto Interamericano del Nio[IIN (16)], el documento La inclusin de la niezcon discapacidad, La inclusin es un derechoque hace un bien educativo con sentido socialSupone una cultura que no discrimina sino queencuentra en todos sus miembros posibilidades deestar en sociedad. En este documento se sealaque las iniciativas internacionales de las NacionesUnidas, Unesco, Banco Mundial y Organizacionesno gubernamentales, han contribuido a desarro-llar el consenso de que todos los nios tienen elderecho a ser educados juntos, sin importar sudiscapacidad o dificultad para aprender, y la inclu-sin es un derecho que hace un bien educativo consentido social, postulados que si bien parecieranenarbolar los preceptos bsicos del paradigmaposestructuralista en cuanto al reconocimiento yaceptacin de la diferencia, centra la opcin en laeducacin casi como nica va sealando que Lainclusin ha sido el logro ms efectivo para ase-gurar las necesidades de aprendizaje de los estu-diantes en clases y escuelas comunes. Es en estasdefiniciones donde empiezan a evidenciarse las

    fracturas y distancias respecto al paradigmaposestructuralista, porque el hecho de llevar al nioal aula como si fuese un asunto tcnico, centradoen el acceso educativo, no resuelve las profundascontradicciones del sistema educativo en cuanto ala permanencia y calidad ofrecida para los escola-res con discapacidad, ni al reconocimiento ypotenciacin de las diferencias. En el documentotampoco se examinan las relaciones de poder, loslenguajes ni las relaciones que en el espacio esco-lar se construyen.

    El Instituto Interamericano del Nio (16), aldefender la igualdad de oportunidades y auto-suficiencia econmica, como sealara Daz (1),se muestra una educacin que se pone al servi-cio de la sociedad y de las competencias delmundo moderno, por tanto no se configura comouna escuela para los sujetos, y se ubica entoncesen el paradigma liberal, en especial porque alexaminar el documento, se plantean como losretos, desafos y compromisos de la inclusineducativa, los siguientes:

    Los maestros deben ser entrenados para la diver-sidad de necesidades del grupo; necesitan no sloapoyo tcnico en cuanto a su capacitacin, sinoapoyo psicolgico para enfrentar determinadascircunstancias; desarrollo de un currculo inclu-sivo, que supone que la repeticin no es el instru-mento adecuado para el manejo de situacionesespeciales; adecuacin de los locales para el co-rrecto desplazamiento de los nios; incorporacinde innovaciones y adecuaciones curriculares; cuandosea necesario, incorporacin de enseanza com-plementaria para asegurar la permanencia y pro-greso; cuando se imparte la enseanza desdedistintas instituciones, la conexin o intercambioentre las mismas debe ser estrecha; cuando la na-turaleza y/o grado de discapacidad no posibilitala integracin en establecimientos comunes, po-dr impartirse solo en escuelas especiales; creacinde rea especfica dedicada a la sensibilizacin dela escuela regular, con programa especfico paracumplir la funcin con docentes de educacin co-mn, padres de familia y sociedad en general;

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM241

  • 242 / Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005

    Garca AS., Fernndez A.

    presencia cercana de los hacedores y programado-res de polticas con quienes la llevan adelante enel diario vivir.

    Tal y como se observa, aun en estos postula-dos los escolares en situacin de discapacidad seidentifican en el mejor de los casos como bene-ficiarios de programas y acciones asistencialesy no como protagonistas ni como sujetos dentrode sus propios procesos educativos, ni siquierase contemplan sus anhelos, intereses y menosan sus deseos. En sntesis, en estos retos, de-safos y compromisos se hace evidente la dis-tancia entre la inclusin que el documentopromulga conceptualmente con las limitadasacciones que plantea operativamente. Ademsno refleja una comprensin sobre la realidad ola complejidad de la interaccin entre los suje-tos que se encuentran en ese espacio particulardenominado escuela.

    Matrices culturalesde la inclusin

    Atendiendo a la dinmica interactiva quesupone la interaccin entre una persona condiscapacidad y su entorno, se hace imprescindi-ble realizar algunas consideraciones en relacincon la cultura a la que la persona pertenece, unbuen punto de partida en este sentido lo consti-tuye el estudio denominado Situacin de lasmujeres con discapacidad en Chile; investiga-cin desarrollada por Blzquez, Avaria, Cern,Insignia y Santibez para Fondo Nacional dela discapacidad de Chile (2000), estudio que sedescribe y analiza sintticamente a continuacin.

    Avaria (2) destaca que este estudio se orientprincipalmente a identificar y caracterizar losobstculos y facilitadores ms crticos que inter-vienen en los procesos de integracin y partici-pacin de las mujeres con discapacidad. Losresultados del estudio permitieron identificar

    dos configuraciones culturales relevantes. Enprincipio una matriz cultural que fue denomi-nada de la sobreproteccin y, por otro lado, unamatriz cultural denominada del esfuerzo, las queconformaran, segn los autores, el mundo de ladiscapacidad.

    La matriz cultural de la sobreproteccin seconstituye en una respuesta a las condicionessociales que histricamente han constituido elambiente en que las familias y las personas quepresentan discapacidad han debido desenvolver-se. Su conformacin se constituye como conse-cuencia de una construccin histricamentemodelada, esto se explica porque la sociedad seha relacionado con el mundo de la discapacidadnegando su existencia. ...(Al interior del mundode la discapacidad la negacin de la persona apa-rece como una distincin compartida. Esta ne-gacin toma diferentes formas entre ellas todaslas formas de discriminacin, invalidacin yexclusin social).

    En el estudio se destacan la invisibilizaciny la cosificacin, como formas discursivas queelaboran las mujeres al referirse a la negacinde su calidad de sujetos. Tambin se afirma quela vivencia y las formas de discriminacin faci-litan la reproduccin y cristalizacin de la de-nominada matriz de la sobreproteccin, endonde la funcin es resguardar y proteger amujeres y hombres con discapacidad, de la agre-sividad social. El origen de sta se relaciona prin-cipalmente con la intencin de respetar yreconocer los derechos de las personas condiscapacidad como sujetos con identidad y vidapropias. Avaria (2).

    Si bien es cierto que tal y como lo sealaJimnez (6), la existencia de redes de protec-cin es un primer requisito para evitar los pro-cesos de exclusin social, y que la familia debeconstituirse como la red primaria para el desa-

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM242

  • Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005 / 243

    La inclusin para las personas con discapacidad: entre la igualdad y la diferencia

    rrollo de afectos y de posibilidades de desarro-llo general, estas mismas redes deben ser obser-vadas crticamente porque si su funcionamientoes de sobreproteccin es ms bien un obstcu-lo a la plena integracin social de mujeres yhombres con discapacidad porque segn Avaria(2), en dicha matriz la sobreproteccin, aunquesurge como una manera de responder a las re-sistencias sociales, a la discriminacin y a la ex-clusin, encierra en s misma un riesgo, inhibe eimpide un desarrollo personal que potencie lashabilidades y capacidades de las mujeres y hom-bres en tanto sujetos integrales.

    Al analizar la matriz de sobreproteccin, staencaja dentro del paradigma liberal porque,como lo seala Daz (1), aqu la discapacidad seve como un problema individual, es una tragediaque le ocurri a esa pobre persona que naci conese problema o que a lo largo de la vida le ocu-rri eso, por ello en la matriz de sobreproteccintodos en especial la personas del entorno inme-diato destaca su carencia y no su potencialidad,y es por ello que se ven en la obligacin de pro-tegerlos. La respuesta social es de asistencia y desuministro de servicios para individuos.

    De otra parte, la matriz cultural del esfuerzose constituye en la lgica de superacin personal,donde la persona quiere salir adelante, dondesegn Avaria (2), se desdobla un doble esfuerzo,una ruptura cognitiva, es decir, vencer lasautolimitaciones que se vinculan con la agresinque implica la cosificacin, se trata de unaautoafirmacin, de una autodemostracin de laspropias capacidades. Adems, se intenta demos-trar a sus entornos que las mujeres y los hombrescon discapacidad pueden aportar a la sociedad.

    La matriz cultural del esfuerzo se caracterizaporque en ella se desarrollan mujeres y hom-bres que se autodefinen como luchadores. Aque-llos sujetos que comparten la matriz cultural del

    esfuerzo y que responden al perfil del luchador,se imponen una serie de principios y reglas vi-tales que intentan establecer las condiciones b-sicas que propicien un desarrollo personal y unainsercin social que favorezca su realizacincomo seres humanos. Comparten principios deautovaloracin y aceptacin de sus condicionesde discapacidad, a travs de una lgica constan-te de demostracin social de sus potencialida-des Avara, (2).

    Si llevamos estos planteamientos y los con-frontamos con la propuesta de Daz (1), el anli-sis de la matriz del esfuerzo se ubicara dentrodel paradigma marxista, donde se muestra cmoalgunos pocos superan las condiciones de la des-ventaja social en las que estn inmersos, y don-de las personas luchan por reducir los orgenes dela desigualdad y la exclusin.

    Esta matriz que Avaria (2) presenta como ideal,concentra la responsabilidad en unos pocos h-roes o personas que a pesar de su situacin dediscapacidad logran sobrevivir y sobresalir encircunstancias adversas, por ello no se producirsuficiente presin como pensaban en Chile losautores del estudio, porque seran slo algunaspersonas las que estaran en esta matriz.

    DiscusinSegn Avaria (2), el planteamiento primario

    de la sociedad es que ella est construida parapersonas normales, la socializacin prepara alos sujetos para la normalidad. Esta lgica deinclusin negar la calidad de sujetos de aque-llos que resulten diferentes, se les disminuye ensu calidad de sujetos independientes y habilita-dos. Las personas con discapacidad y tambinsus familias son sujetos invisibilizados por ladiferencia, relegados a la no ciudadana, se lesniega, lo visible es su condicin de incapacidad.En realidad, si se le examina sera una lgica de

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM243

  • 244 / Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005

    Garca AS., Fernndez A.

    la exclusin pues como la misma Avara (2) plan-tea: esta distincin podramos afirmar es la queestablece el lmite de los que quedan dentro ylos que quedan fuera.

    Entonces, y en contraposicin, es necesarioconfigurar una visin de sujeto orientada haciael reconocimiento y la promocin de la diferen-cia, la potencialidad y la autodeterminacincomo espacios de proyeccin y de realizacinpersonal y colectiva Daz y Fernndez (12). Paralograrlo el reto est en la consecucin de unmayor nivel de igualdad que consiste en incre-mentar la capacidad de los individuos y las so-ciedades para reducir la vulnerabilidad ante lapobreza y promover la autonoma de las perso-nas Jimnez (6).

    Daz (1) seala que en el paradigmaposestructuralista hablaramos de un reconoci-miento y potenciacin de la multiculturalidad, esdecir, que la multiculturalidad se fundamente msen la diferencia. As, esta propuesta sera unaforma alternativa de pensar alternativas, a lamanera de Santos (3) y para lograr los efectosdeseados se requiere una formulacin y articula-cin de alternativas que aumente el potencial decoaliciones de movimientos diversos desde losque buscan la distribucin de la riqueza comoJimnez (6) y por tanto destacan el valor de laigualdad, hasta los que abogan como Daz (1) porel respeto a la diversidad cultural (y por tantodestacan el valor de la diferencia) no se tratade reaccionar contra las desigualdades sino detrabajar por el cambio de las normas y los valo-res, y en ese cambio de normas y valores debenparticipar las comunidades con discapacidad En ese sentido, la lucha se orienta ms a que lossujetos puedan combinar una identidad cultural,... en ese sentido hay un reconocimiento de unaidentidad cultural, no se debe ni minimizar niabstraer la identidad cultural, pero s combinarla

    con una participacin ms intensa en la vida pro-fesional, econmica, social, poltica, educativa

    Porque en ltimas para Santos (3), los princi-pios y criterios de la inclusin social se dan me-diante nuevas sinergias entre el principio deigualdad y el principio del reconocimiento de ladiferencia. De acuerdo con este autor el carcteremancipatorio del nuevo paradigma social quepropone el posmodernismo de oposicin basadoen el principio de reconocer al otro como igual,donde si bien el autor no hace referencia clara a ladiscapacidad s considera que los denominados porla sociedad locos se encuentran entre otros gruposdiscriminados por razn de su etnia, raza y sexo,reconocimiento recproco que no es nada distintoal moderno principio de solidaridad. Porque paraste conocer es reconocer al otro como sujeto deconocimiento, es progresar en el sentido de elevaral otro del estatus de objeto al estatus de sujeto.Esta forma de conocimiento como reconocimien-to es la que este autor denomina solidaridad. Yposteriormente aclara que el conocimiento y lasolidaridad se dan slo en la diferencia.

    Lo anterior exige, segn Santos (3), unaarticulacin posmoderna y multicultural de laspolticas de igualdad: tenemos derecho a seriguales cada vez que la diferencia nos inferio-riza; tenemos derecho a ser diferentes cuandola igualdad nos descaracteriza.

    Conclusiones

    De acuerdo con la revisin realizada, cree-mos que tanto la matriz cultural de la sobrepro-teccin como la matriz del esfuerzo, enunciadaspor Avaria (2), si bien es cierto son posturas queprocuran el desarrollo, debemos evolucionarhacia alternativas como las propuestas por Daz(1) y Santos (3) donde se reconozca y se poten-cialice la diferencia.

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM244

  • Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005 / 245

    La inclusin para las personas con discapacidad: entre la igualdad y la diferencia

    Las respuestas de inclusin social, requieren deunas propuestas polticas democrticas del recono-cimiento de todos los sujetos como protagonistas,lo que implica la redistribucin de poder, moviliza-cin social, empoderamiento de los grupos, y laautonoma y autodeterminacin de los sujetos.

    La inclusin social no siempre significa in-corporarse en un contexto educativo o laboral,porque la participacin en estos escenarios de-pende del inters del sujeto. Para muchos la in-clusin social es simplemente sentirse bien yhacer parte de estar incluido es ser feliz

    Referencias1. Daz O.C. Equidad, Inclusin y Discapacidad. Segundo Foro Distrital de Discapacidad [CD -ROM]. 2005.

    2. Avaria A. Discapacidad: Exclusin/ Inclusin. Revista de la Maestra de Antropologa y Desarrollo.

    Disponible en http:/www.rehue.csociales.uchile.cl

    3. Santos B de S. La cada del Angelus Novus. Ed. ILSA U. Nacional. Bogot, 2003.

    4. Casado D, y Egea C, Las estrategias para el cambio pro inclusin de las personas con discapacidad. Espaa;

    2000. Disponible en: http://usuarios.discapnet.es/disweb2000/art/estrategias.htm

    5. Rehabilitacin Basada en Comunidad: una estrategia para la rehabilitacin, la igualdad de oportunidades,

    la reduccin de la pobreza y la integracin social de las personas con discapacidad, Organizacin Mundial

    de la Salud. 2005. Disponible en: http:/www.oms.org

    6. Jimnez J.R.. Procesos de exclusin social: redes de participacin en personas con discapacidad. 2004.

    Disponible en http:/www.eduso.net/archivos/IVcongreso

    7. Garca, S. Rehabilitacin Basada en Comunidad, Estrategia de Derechos Humanos y Calidad de Vida para

    las personas con discapacidad. Bulletin ocupational therapy practice around the globe. World Federation

    of Occupational Therapists. 2005; 47:51

    8. Blanco, R. Hacia una escuela para todos y con todos. En: Boletn 48. Proyecto Principal de Educacin.

    Bogot. 1991. pp. 57 72.

    9. Verdugo, M. A. De la segregacin a la inclusin escolar. Instituto Universitario de Integracin en la

    Comunidad (INICO). Universidad de Salamanca. Espaa. 2004. Disponible en http:/www.down21.org/

    revista/art_prof/A_verdugo

    10. Arnaiz, P . Hacia una educacin eficaz para todos: la educacin inclusiva. Murcia, Espaa, 2002. Dispo-

    nible en http:/www.pasoapaso.com.ve/GEMAS/gemas-160.htm

    11. Naicker, S.M. y Garca Pastor, C. De la retrica a la realidad: La educacin inclusiva en Sudfrica. Relieve

    Revista electrnica de investigacin y evaluacin educativa. 1998; 4:

    12. Daz O.C. y Fernndez A. Problematizacin sobre las concepciones vigentes en la educacin de las

    personas en situacin de discapacidad En: Discapacidad e Inclusin Social: Reflexiones desde la Universi-

    dad Nacional de Colombia [CD -ROM]. Bogot 2005

    13. Principios de Inclusin Internacional. Inclusin Internacional. Disponible en: www.discapnet.es/

    DISWEB2000.

    14. Declaracin de Madrid, 2002, Disponible en: www.discapnet.es

    15. Formulacin de la poltica pblica en discapacidad 2002-2006. Conpes 80.

    16. La inclusin de la niez con discapacidad. Instituto Interamericano del Nio. Montevideo, 2001 Dispo-

    nible en: http:/www.iin.org.uy

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM245

  • 246 / Rev. Cienc. Salud / Bogot (Colombia) 3 (2): 235-246, julio-diciembre de 2005

    Garca AS., Fernndez A.

    17. Normas uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad. Naciones

    Unidas. Nueva York. 1994 Disponible en: http:/www.onu.org

    18. Convencin interamericana para la eliminacin de todas las formas de discriminacin contra las personas

    con discapacidad. Organizacin de Estados Iberoamericanos. Guatemala. 1999 Disponible en: http:/

    www.oei.es

    Lecturas sugeridasCruz I. La salud colectiva y la inclusin social de las personas con discapacidad. En revista: Investigacin y

    Educacin en Enfermera, Universidad de Antioquia, Medelln, Vol. XXIII No.1 Marzo 2005.

    Daz, O.C. (2003). Concepcin de la Atencin Educativa de Personas con discapacidad. Documento de trabajo.

    Ministerio de Educacin Nacional. Colombia.

    Fondo de Cultura Econmica. Diccionario de tica y de Filosofa Moral, Mxico 2001.

    Pramo G. Valoracin de la Diversidad. En: Discapacidad e Inclusin Social: Reflexiones desde la Universidad

    Nacional de Colombia [CD -ROM]. Bogot; 2005.

    13 Nota La inclusion.p65 12/2/2005, 1:38 AM246

Recommended

View more >