Prácticas de Prevención y Tratamiento de la Pediculosis ... ?· 132 ISSN 0326-2383 PALABRAS CLAVE:…

  • Published on
    19-Mar-2019

  • View
    212

  • Download
    0

Transcript

132 ISSN 0326-2383

PALABRAS CLAVE: Pediculicidas, Pediculus capitis, Prevencin de pediculosisKEY WORDS: Pediculicides, Pediculosis prevention, Pediculus capitis.

* Author to whom correspondence should be addressed. E-mail: adelgado@unpata.edu.ar

Latin American Journal of Pharmacy(formerly Acta Farmacutica Bonaerense)Lat. Am. J. Pharm. 29 (1): 132-6 (2010)

Short Communication

Received: May 3, 2009Accepted: August 14, 2009

Prcticas de Prevencin y Tratamiento de la Pediculosis Capitisen Comodoro Rivadavia, Argentina

Adriana G. C. DELGADO *, Rita R. KURDELAS; Karina N. GAMARRA, Silvina B. ARTOLA, Mnica M. DAS NEVES GUERREIRO, Adriana MAURE, Cristian F. SILVA,

Mnica G. SOUTO, Mara E. FLORES & Rubn D. MARTNEZ

Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco,Km 4, Comodoro Rivadavia, Chubut, C.P. U9000CXL, Argentina

RESUMEN. Para evaluar los procedimientos y las sustancias que la poblacin de Comodoro Rivadaviaemplea contra la pediculosis en escolares, se analizaron los resultados de 4951 encuestas realizadas entre2006 y 2007. El 95% de los encuestados revisa peridicamente la cabeza de los nios, lo que resulta favora-ble para el control de la afeccin. El 56,4% emplea procedimientos o productos preventivos adecuados,mientras el resto utiliza otros de escasa efectividad preventiva (inocuos o peligrosos). Un 38,11% utilizatratamientos de accin comprobada. Se constat el uso de productos no indicados para la pediculosis oinefectivos, algunos inocuos y otros con potenciales efectos indeseados. En general, se observa poco discer-nimiento entre prevencin y tratamiento. Se evidenciaron prcticas y creencias errneas, tales como lavinculacin de la pediculosis con falta de higiene, el uso preventivo de pediculicidas, as como el empleo deproductos inefectivos para tratar pediculosis activa: entre otros jabn blanco, vinagre, repelentes y desin-fectantes e insecticidas de uso veterinario y domstico.SUMMARY. Prevention and Treatment Practices of Pediculosis Capitis in Comodoro Rivadavia, Argentina. Inorder to analyze products and procedures that Comodoro Rivadavia population uses against head lice in schoolchildren, results from 4951 surveys obtained in 2006 and 2007 are presented. It is advantageous that 95% of theparents check frequently over the children scalps. About 56,4% uses appropriate preventive products or proce-dures, while the others use ineffective (innocuous or dangerous) substances. A 38,11% of the population uses ap-propriate treatment products. The use of products which are not indicated in pediculosis treatment or are ineffec-tive against the infection (innocuous or unsafe substances) was evidenced. Generally, there is scarce differentia-tion between prevention and treatment. Additionally, erroneous believes and practices were detected: associationpediculosis - poor hygiene practices, preventive use of pediculicides, as well as use of ineffective treatment prod-ucts: soap, vinegar, repellents, and the use of veterinary or domestic disinfectants and insecticides.

INTRODUCCINEl orden Phthiraptera (suborden Anoplura)

abarca un grupo de insectos hematfagos, ecto-parsitos obligados, con una alta especificidadpor sus huspedes. Entre ellos se encuentran lastres especies de piojos que afectan al hombre,de las cuales Pediculus capitis es la forma msfrecuente en el mundo y causa la infestacin delcuero cabelludo conocida como pediculosis ca-pitis. Esta parasitosis constituye un problema desalud pblica cosmopolita que ha afectado a lahumanidad a lo largo de toda su historia. Comocualquier infestacin ectoparasitaria, puede serespordica, endmica o epidmica.

La prevalencia es usualmente baja, si biensuele resultar alta en grupos vulnerables comolos nios en edad escolar o poblaciones de ba-jos recursos econmicos 1,2. En estos casos, laprevalencia se ha relacionado con la pobreza, lalimitada disposicin de agua y deficientes prc-ticas de aseo personal. Sin embargo, al da dehoy se ha establecido que la incidencia varapoco con el nivel socioeconmico en s y seasocia ms con el hacinamiento 1.

Las tasas de infestacin reportadas en distin-tas partes del mundo en este siglo XXI oscilanentre un 0% y 61,4%, siendo siempre mayoresen el sexo femenino 1. En un estudio previo 3 se

133

Latin American Journal of Pharmacy - 29 (1) - 2010

determin una prevalencia del 31,3 % en la po-blacin escolar de Comodoro Rivadavia (40,9 %en nias y 20,7 % en varones).

Si bien hasta el presente P. capitis no ha sidosealado como un vector de enfermedades in-ternas, es causante de intensos y molestos de-srdenes acompaados de infecciones secunda-rias y reacciones de hipersensibilidad 4. Las mo-lestias generadas y el impacto social de esta ec-toparasitosis conducen al uso y abuso de pro-ductos diversos, ponindose en riesgo en algu-nos casos la salud de los afectados 5-8 y favore-ciendo la aparicin de resistencia del parsito apediculicidas de gran eficacia 9. Estos factoreshacen que el tratamiento, manejo y control de lapediculosis sea complejo en el seno familiar.

El propsito del presente trabajo ha sidoevaluar los procedimientos y las diversas sustan-cias que la poblacin de la ciudad de Comodo-ro Rivadavia emplea para combatir la pediculo-sis en nios de edad escolar y poner en eviden-cia la posible existencia de prcticas peligrosaspara la salud.

MATERIALES Y MTODOSLos datos que hacen a esta presentacin se

obtuvieron en el marco de un trabajo epidemio-lgico global descriptivo de corte (transversal),observacional, aplicado a una muestra represen-tativa. La poblacin objeto de estudio estuvoconformada por nios y nias entre 4 y 16 aosde edad. La informacin fue recopilada durantelos perodos escolares (marzo a diciembre) de2006 y 2007, a partir de encuestas domiciliariasremitidas a los responsables de los alumnos de18 escuelas pblicas provinciales de Nivel Ini-cial y Educacin General Bsica (EGB) de la zo-na centro y sur del ejido urbano de la ciudad deComodoro Rivadavia, correspondiendo una ma-trcula total de 8905 alumnos.

Se elabor una encuesta de 70 variables, en-tre las que se exploraron medidas de control, deprevencin y forma de tratamiento; el cuestiona-rio incluy tanto preguntas de respuesta restrin-gida como de respuesta abierta, entre estas lti-mas las referidas a los productos empleados enprevencin y tratamiento. Con el objeto de noinfluir en la respuesta de las familias se propiciun cuestionario de carcter annimo y autoad-ministrado. El desarrollo de la investigacincont con el acuerdo y autorizacin formal porparte del Ministerio de Educacin y de la Secre-tara de Salud de la Provincia de Chubut.

En el marco del proceso de sociabilizacinpreestablecido 10, en todos los establecimientos

Figura 1. Anlisis porcentual de la periodicidad deexaminacin de los escolares en el hogar, segn lasopciones ofrecidas en el cuestionario.

objeto del estudio se efectuaron charlas infor-mativas destinadas a alumnos, docentes y pa-dres por separado. El objeto de las mismas fuedar a conocer las caractersticas del trabajo a re-alizar, informar a los encuestados de sus dere-chos ticos antes de acceder al cuestionario,brindar informacin sobre la pediculosis, favore-cer la formulacin de consultas y recibir comen-tarios en relacin al tema. Los datos obtenidosde las encuestas fueron sistematizados medianteel uso de hojas de clculo Excel (Microsoft).

RESULTADOSDe las 8905 encuestas distribuidas, 4951 fue-

ron completadas y retornaron a la unidad ejecu-tora. El anlisis de las respuestas emitidas per-miti establecer que en el 95% de los hogaresencuestados se revisa peridicamente la cabezade los nios en edad escolar para detectar sig-nos de pediculosis. De acuerdo a las cuatro op-ciones propuestas (Fig. 1), un 50% manifiestahacerlo diariamente y un 30 % en forma sema-nal.

Evaluados los procedimientos mecnicos em-pleados para retirar los parsitos (Fig. 2), siendolas opciones propuestas a mano, peine finometlico, peine fino plstico, el empleo delpeine metlico result el mtodo ms utilizado(57 % de los encuestados).

Alrededor del 45% de las familias encuesta-das no aplican ningn producto para prevenir lapediculosis capitis. De aquellos que manifesta-ron utilizar productos preventivos (Fig. 3) se de-tect que el 56,4% emplea procedimientos oproductos con algn tipo de accin preventiva,entre ellos: preparados fitoterpicos y productoscosmticos adicionados con repelentes naturales

134

DELGADO A.G.C., KURDELAS R.R., GAMARRA K.N., ARTOLA S.B., DAS NEVES GUERREIRO M.M., MAURE A., SILVA C.F.,SOUTO M.G., FLORES M.E. & MARTNEZ R.D.

(agrupados bajo la denominacin de Hierbasen la figura), cido actico y/o peine fino, gene-ralmente metlico. Entre las especies vegetalesempleadas en prevencin se mencionan: paloamargo (Cuassia amara), romero (Rosmarinusofficinalis), ruda (Ruta graveolens), aloe (Aloevera), limn (Citrus limon), paraso (Melia aze-darach), ajo (Allium sativum), lavanda (Lavan-dula officinalis), manzanilla (Matricaria chamo-milla) y menta (Mentha piperita). Con ellas serealizan preparaciones caseras (macerados, infu-siones), preparaciones elaboradas en farmacias,productos industriales cosmticos de venta endistintos locales comerciales o por catlogo yespecialidades medicinales. El palo amargo es laespecie vegetal ms difundida, siendo amplia-mente mencionado su uso en todos los estable-cimientos que participaron del estudio. El cidoactico fue reportado en productos farmacuti-cos o en forma de vinagre comestible de distin-tos orgenes (de manzana, de alcohol o de vino)solo o diluido, en fro o caliente. Un 31,6% utili-za innecesariamente piretrinas (permetrina, de-cametrina, deltametrina, bioaletrina y d-fenotri-na) con fines preventivos. El resto emplea pro-ductos de baja o nula efectividad preventiva, re-lativamente inocuos (indicados como PBNEinocuos en la Figura 3), como aceites comesti-bles o cosmticos, vaselina lquida o slida, pro-ductos cosmticos, higinicos y de tocador(7,4%), o bien potencialmente peligrosos (deno-minados PBNE peligrosos en la misma figura)como ivermectina, antispticos, lindano, mala-tin, productos veterinarios e insecticidas deuso domstico (4,7%).

El 53% de los encuestados respondi a la in-dagatoria relacionada al tratamiento, de los cua-les slo un 38,11 % utiliza productos que tienenaccin pediculicida comprobada: piretrinas, lin-

Figura 2. Porcentaje de respuestas obtenidas sobredistintos mtodos mecnicos utilizados para la elimi-nacin de los parsitos (S/antec.: sin antecedentes depediculosis). Figura 3. Porcentaje de utilizacin de distintos mto-

dos de prevencin de la pediculosis capitis. Se permi-ti respuesta abierta y los resultados se agruparon encategoras. (PBNE: productos de baja o nula efectivi-dad).

dano y oleato de cobre (Fig. 4) y un 17,92% noemplea producto alguno. Asimismo se constatel uso de productos que no estn indicados pa-ra el tratamiento de la pediculosis, ya por no seraltamente efectivos (vinagre, fitoterpicos, pro-ductos repelentes de venta por catlogo, cosm-ticos, jabones, aceites, vaselina), o bien por pre-sentar riesgo de aparicin de efectos adversos(alcohol, kerosn, naftalina, antifngicos, desin-fectantes, e insecticidas de uso veterinario).

En la Tabla 1 se presentan todos los produc-tos declarados tanto para la prevencin comopara el tratamiento de la pediculosis capitis enorden decreciente de cantidad de reportes deuso, resultando ampliamente mayoritario el em-pleo de piretrinas, productos naturales y vinagreque en conjunto representan el 88,7 % del total

Figura 4. Porcentaje de utilizacin de productos parael tratamiento de la pediculosis capitis. Se permitirespuesta abierta y los resultados se agruparon en ca-tegoras.

135

Latin American Journal of Pharmacy - 29 (1) - 2010

de productos declarados. Se puede observartambin el uso de algunos compuestos altamen-te peligrosos (insecticidas y kerosn), de medi-camentos con otras indicaciones (antifngicos,antispticos y antialrgicos) y de antiparasitariosde administracin oral (ivermectina). De las en-trevistas mantenidas con padres y docentes sur-ge que la ivermectina est siendo indicada porprescripcin mdica.

DISCUSIN Y CONCLUSIONES La deteccin temprana de la pediculosis ca-

pitis constituye un importante mecanismo decontrol de la afeccin en la poblacin escolar,de all que la revisacin peridica de la cabezasea un procedimiento clave. Resulta relevanteidentificar los casos no detectados que actancomo reservorios, para evitar la re-infestacin ybrotes epidmicos.

Este estudio pone de manifiesto la preocupa-cin existente en el seno de los hogares de lapoblacin escolar estudiada, ya que la mayoramanifest inspeccionar la cabeza de sus hijoscon una periodicidad diaria o semanal (80%)que resulta adecuada para la deteccin precoz,teniendo en cuenta el ciclo vital del parsito 7.Estos datos indican que la poblacin de Como-doro Rivadavia se encuentra en una posicin

Producto N de casos %

Piretrina y derivados 1170 36,3

Productos en base a hierbas 1073 33,3

cido actico 615 19,1

Productos cosmticos,137 4,3

higinicos y de tocador

Oleato de cobre 48 1,5

Alcohol 43 1,3

Lindano 43 1,3

Aceites y vaselina 35 1,1

Malatin 25 0,8

Insecticidas de uso veterinario10 0,3

y domstico

Antimicticos 8 0,2

Ivermectina 5 0,2

Kerosn 3 0,1

Antispticos 3 0,1

Antialrgicos 3 0,1

Bebida gaseosa 2 0,1

Tabla 1. Productos reportados en prevencin y/o tra-tamiento de la pediculosis capitis ordenados por fre-cuencia decreciente de empleo.

ventajosa para el control de esta afeccin 8.Adems el procedimiento de revisin permiteeliminar liendres vacas que pueden permaneceradheridas al cabello por perodos prolongados.

En la presente investigacin se detect eluso de productos pediculicidas en el 33,75% dequienes emplean mtodos preventivos. Entre es-tos productos algunos encuestados manifestaronutilizar en forma preventiva una preparacin abase de lindano proporcionada por los centrosde salud pblica. Esto pone en evidencia el po-co discernimiento de los adultos al momento dela aplicacin de medidas preventivas o de trata-miento. Asimismo valoriza el consejo y educa-cin que debe acompaar la dispensa de losdistintos productos en las farmacias y centros desalud.

La poblacin debe ser capaz de reconocer laimportancia de medidas preventivas inocuas co-mo la inspeccin peridica de la cabeza con elauxilio de peine fino. Debe enfatizarse la nece-sidad de emplear pediculicidas nicamente encaso de presencia de infestacin activa (formasadultas y ninfas del parsito) y, en ese caso, s-lo con productos autorizados por las autorida-des sanitarias competentes, siguiendo cuidado-samente las instrucciones de uso (tiempo decontacto y repeticin del tratamiento cuando esnecesario) sealadas en el prospecto o aconse-jadas por el farmacutico. Asimismo se debealertar sobre la peligrosidad del empleo de pro-ductos no aptos como los de uso domstico, ve-terinario o el kerosn.

En sntesis, el estudio permiti evidenciarciertas creencias y prcticas de la poblacin quedeberan corregirse mediante acciones de edu-cacin sanitaria, tales como: a) creencia de quela pediculosis est relacionada con la falta de hi-giene personal evidenciada por el uso de jabncomo mtodo preventivo; b) empleo de pedicu-licidas con fines preventivos; c) empleo de pro-ductos inefectivos en el tratamiento de la pedi-culosis activa: jabn blanco, vinagre, repelentes,productos cosmticos y alimenticios diversos,etc.; d) empleo de productos no aptos para usohumano, tales como productos veterinarios, de-sinfectantes e insecticidas de uso domstico.

REFERENCIAS BIBLIOGRFICAS

1. Falagas, M.E., D.K. Matthaiou, P.I. Rafailidis,G. Panos & G. Pappas (2008) Emerg. Infect.Dis. 14: 1493-4

2. Heukelbach, J. & H. Feldmeier (2004) Lancet363: 889-91.

136

DELGADO A.G.C., KURDELAS R.R., GAMARRA K.N., ARTOLA S.B., DAS NEVES GUERREIRO M.M., MAURE A., SILVA C.F.,SOUTO M.G., FLORES M.E. & MARTNEZ R.D.

3. Delgado A.G.C., R.R. Kurdelas, K.N. Gamarra,M.E. Flores, C.F. Silva, A. Maure, M.G. Souto,M.M. Das Neves Guerreiro, S.B. Artola & R.D.Martnez (2008) Pediculosis en Patagonia:Situacin epidemiolgica de la pediculosiscapitis en escolares de Comodoro Rivadavia(Chubut, Argentina). VIII Congreso Argentinode Entomologa.

4. Delgado A.G.C., M.E. Flores, M.G. Souto, R.R.Kurdelas, A. Maure, C.F. Silva, K.N. Gamarra,S.B. Artola, M.M. Das Neves Guerreiro & R.D.Martinez (2008) Boletn Tcnico Informativo deParasitologa 2: 9-13.

5. Ranalletta, M.A., L.C. de Villalobos; R.Sarandn, A.M. Girardelli, A. Rodrguez & R.Torosian (1998) Estudio Integral de la Pedicu-losis en La Plata, Buenos Aires Argentina.Comisin de Investigaciones Cientficas,Buenos Aires, Monografa 22: 1-32.

6. Rodrguez S., J. Mallet & A. Laborde (2007)Arch. Pediatra Uruguay 78: 11-4.

7. Argentina, Ministerio de Salud de la Nacin(1997) Resolucin N 117/1997. Normas Na-cionales de Prevencin y Control de la Pedicu-losis.

8. Counahan, M., R. Andrews, P. Bttner, G.Byrnes & R. Speare (2004) J. Paediatr. ChildHealth 40: 616-9.

9. Piccollo, M.I., C. Vassena, A. Casado, J. Mxi-mo & E.N. Zerba (1998) J. Med. Entomol. 35:814-7.

10. Delgado A., A. Maure, M.E. Flores, M. Souto,C. Silva, R. Martinez, R. Kurdelas, K. Gamarra& M. Das Neves Guerreiro (2006) NaturaliaPatagnica 3: 1-10.