Terapia Asistida por Caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con discapacidad intelectual y buenas prcticas - Revista SIGLO CERO

  • Published on
    13-Jun-2015

  • View
    2.451

  • Download
    4

Transcript

  • 1. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con...terapia asistida por caballos: nuevapropuesta de clasificacin, progra-mas para personas con discapaci-dad intelectual y buenas prcticas [Equine assisted activities: a new classification proposal, programs for per- sons with intellectual disability, and good practices] Vctor Arias*, Benito Arias** y Raquel Morentin*** *EQTerapia, Palencia; **Universidad de Valladolid y ***Universidad de Salamancaresumen El propsito de este artculo es presentar una alternativa al mtodo de clasificacin tradicionalmente utilizado en el mbito de las terapias ecuestres, alternativa en la que, siguiendo los avances en materia de cla-Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual sificacin en discapacidad, sustituimos el criterio tipo de discapacidadVol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30 por el criterio necesidades concretas y deseos y metas de la persona que acude al servicio de terapia asistida por caballos. Otro de nuestros propsitos es contrastar las buenas y malas prcticas que afectan a la cali- dad de un servicio de terapia ecuestre, en materia de cualificacin profe-sional de los terapeutas, normas de seguridad durante la terapia, sistemas deevaluacin y control, y malas prcticas y creencias errneas que pueden afectara la efectividad de la terapia y la seguridad del jinete con discapacidad.Palabras clave: hipoterapia, equinoterapia, equitacin teraputica, equitacinadaptada, terapia asistida por caballos.SIGLOCEROsummary The aim of this paper is to introduce a new classification method in equine assisted therapy, alternative to the traditional one. In this pro- posal, we replace the classification criterion disability type with indi- vidual needs and wishes and goals of the person who assists to equine assisted activities. Another goal of the present work is to summarize some of the most significant good and bad practices related to quality of service in equine assisted therapy/activity: therapists training, assessment and intervention programs, and bad practices or wrong beliefs wich might negatively affect both to therapy effectiveness and security of therider with a disability.18Key Words: hippotherapy, equine assisted therapy, equine assisted activities,therapeutic riding.

2. Vctor Arias, Benito Arias y Raquel Morentinintroduccin Francia, Italia, Alemania, Blgica, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Noruega, Suecia, Austria, Espaa y Portugal (Engel, Ya Hipcrates y Jenofonte recomenda- 1998), si bien en diverso grado de evolu-ron la equitacin como medio para paliar cin. El creciente auge de las terapiastanto trastornos del cuerpo como del ecuestres y su progresiva profesionaliza-estado de nimo (Davies, 1988), como cin ha llevado a su reconocimiento porsiglos despus lo hicieran Galeno de parte de organizaciones como la OMS,Prgamo, HieronymusCardanus, que, en sus ltimas recomendaciones,Mercuriates o Lord Thomas Sydenham incluye la equitacin como actividad(AZE, 2004). Tras la I Guerra Mundial sur- deportiva beneficiosa para personas congieron los primeros programas de rehabi- patologas fsicas, psquicas y socialeslitacin por medio de la monta a caballo,(Ernst, 2007), o como la Americanen este caso para heridos de guerra. PeroPhysical Therapy Association y lano fue hasta los aos cuarenta cuandoAmerican OccupationalTherapysurgi el verdadero inters cientfico enAssociation, que informan de los efectoseste campo, al establecerse en Alemaniateraputicos de la equitacin (Scott,los primeros estndares de tratamiento 2005).para personas con parlisis cerebral(Gross, 2006). En Espaa existen programas de TEAC en todas las comunidades autnomas, siDurante los aos 50 los logros de Lizbien aun son pocos los que siguen lasHartel dieron gran publicidad a los efec-Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual normas de funcionamiento, buena prcti-tos teraputicos de la monta, momento aca y cualificacin profesional aceptadasVol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30partir del cual la terapia asistida porinternacionalmente. Esta escasez de pro-caballos comenz a extenderse porgramas con metodologa de trabajo ade-Europa y Estados Unidos1. El primer cen- cuada puede deberse a varios factores:tro especializado en abrir sus puertas, en en primer lugar, a la relativa juventud1958, fue el The Pony Riding for the de la TEAC en Espaa. En segundo, yParalysis Trust, en Inglaterra (NARHA, hasta donde tenemos constancia, a la no1988); la prctica de las equine assistedexistencia de una federacin nacional oactivities se extendi por Canad ycolegio profesional fuerte que, a laEstados Unidos hasta la fundacin de The manera de pases como Estados Unidos,North American Riding for theInglaterra o Francia (Engel, 1998), agluti-Handicapped Association (NARHA) en ne a la mayor parte de centros de terapiaSIGLOCERO1969, que actualmente aglutina a ms dedel pas, marque estndares de calidad500 centros especializados en equitacin en la prctica y exija cualificacin profe-teraputica en toda Norte Amrica, con sional suficiente a sus afiliados como con-ms de 42.000 usuarios (Engel, 1998). En dicin previa al ejercicio de la terapia.1991 se fund en Blgica la Federation ofriding for the disabled internationalNo obstante, ya existe en Espaa la(RDI), encargada de auspiciar los congre-posibilidad de obtener el ttulo universi-sos internacionales sobre terapias ecues-tario de experto en Equitacintres.Teraputica y experto en Hipoterapia2. Ello, junto a la apertura de nuevos cen-19Actualmente existen programas de tros dirigidos por profesionales titulados,Terapia y Educacin asistida por caballosest haciendo que la TEAC en Espaa(en adelante TEAC) en Inglaterra,avance poco a poco hacia la seriedad, 3. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con...dignidad y reconocimiento de la que estaequitacin sirve como vehculo para elprofesin hace tiempo que goza en otros tratamiento de problemas fsicos, lapases. modificacin de comportamientos inade-cuados, y el entrenamiento en habilida-des cognoscitivas y sociales.clasificacin tradicional de las tera-pias ecuestres y sistema de clasifica-La equitacin adaptada se entiendecomo el deporte ordinario de la equita-cin alternativo cin, si bien con las adaptaciones instru-mentales y de entrenamiento de caballoLa terapia asistida por caballos, o equi- y jinete adecuadas a las necesidades con-noterapia, es una terapia complementa-cretas de la persona con discapacidadria a las ya existentes (fisioterapia, psico- que monta, ya sea por mero recreo o conterapia, terapia ocupacional, programas vistas a la competicin.de entrenamiento en habilidades socia-les, educacin especial, etc.) que utiliza al Esta clasificacin es la que se utiliza ofi-caballo como mediador para mejorar la cialmente desde que fuera aprobada encalidad de vida de las personas con disca-1991, con variaciones que incluyen otraspacidad intelectual, fsica o sensorial,actividades como el volteo teraputico, elproblemas de salud mental o problemas enganche3 y la equinoterapia social. Sinde adaptacin social (Romer, 2006). En embargo, a nuestro juicio esta clasifica-el Congreso Internacional de Equitacin cin resulta en la prctica vaga, difusa, yTeraputica (Toronto, 1988) se definieronRevista Espaola sobre Discapacidad Intelectualpoco operativa: en un escenario real,los lmites que marcan los tipos de tera- pocos jinetes con discapacidad se ajustanVol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30pia ecuestre (y que fueron posteriormen-satisfactoriamente a ninguno de los tiposte aprobados por la RDI en 1991): hipote- de terapia que hemos definido.rapia, equitacin teraputica y equita-cin adaptada (en adelante utilizaremos Por otra parte, se trata de un sistemalas siglas TEAC o la denominacin tera-de clasificacin que utiliza como criteriopias ecuestres para referirnos a ellas enel tipo de discapacidad del jinete (Gross,conjunto):2006), en lugar de un anlisis personali-zado de las necesidades, grado de auto-La hipoterapia es un conjunto de tcni- noma y potencialidad del mismo. Esto nocas rehabilitadoras complejas aplicables adeja de ser trato injusto para la personaun gran nmero de cuadros discapacitan- con discapacidad, toda vez que su inclu-SIGLOCEROtes, especialmente del aparato locomotorsin en uno u otro programa depende,(Ernst, 2007). La hipoterapia est indica-en gran parte, de una etiqueta diagnsti-da para personas quienes, por lo severo ca. Por ltimo, y aunque se preconice elde su discapacidad, apenas pueden ejer- carcter multidisciplinar de la TEACcer accin alguna sobre el caballo(Engel, 1998; NARHA, 1988), dicho siste-(Romer, 2006). ma de clasificacin induce a encuadrar alos profesionales, de nuevo, en funcinLa equitacin teraputica est dirigida del tipo de discapacidad: de la medicinaa personas con discapacidad que puedenpara la hipoterapia (discapacidad fsica) yejercer algn tipo de accin sobre el de la educacin y la salud mental para la20caballo, ya sea en la monta, pie a tierra o monta teraputica (discapacidad intelec-en ambas situaciones. En este caso la tual o sensorial, problemas de aprendiza-enseanza de los principios bsicos de la je o conducta, etc.), independientemente 4. Vctor Arias, Benito Arias y Raquel Morentinde que las necesidades de la persona pue- De esta forma, independientemente dedan referirse en la realidad a todos loscul sea el diagnstico del jinete con dis-mbitos, no slo a los dficits directa-capacidad, los lmites de actuacin estnmente asociados al tipo de discapacidad slo marcados por las caractersticas indi-que presenta. viduales de la persona, pudiendo escogerel terapeuta sus objetivos y herramien- Pero de igual modo que se ha avanza- tas de trabajo a partir de ese criterio endo en los sistemas de clasificacin en dis- lugar de encontrarse supeditado a loscapacidad, pasando de etiquetas diag- lmites y tcnicas fijados a priori por unansticas a necesidades concretas de u otra modalidad de terapia. El hecho deapoyo (Schalock y Verdugo, 2007;permitir que los lmites dependan de lasVerdugo, 2003), lo mismo creemos ha decaractersticas individuales de la personaocurrir en el campo de las terapias ecues-en lugar del tipo de tratamiento aumen-tres y la equitacin como deporte adap- tara sin duda la flexibilidad de la terapia,tado. Podemos proponer un modelosu dinamismo y su ajuste a las necesida-alternativo en el que el criterio de clasifi- des reales del jinete con discapacidad.cacin no sea el tipo de discapacidad deljinete, sino sus necesidades concretas,traducidas en objetivos especficos agru- buenas y malas prcticas en tera-pados en cuatro reas generales:pia y educacin asistida por caba-1. Rehabilitacin fsicallos Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual2. Rehabilitacin psicolgica A continuacin expondremos breve- Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30mente los beneficios generales que se3. Educacin, modificacin de conducta ypueden esperar de un programa de TEAC entrenamiento en habilidades cogniti-bien planificado y dirigido, as como los vas y sociales objetivos y mtodos de trabajo adecua-dos para los jinetes con discapacidad4. Ocio, deporte y calidad de vidaintelectual. Despus, describiremos laestructura bsica correcta de una sesinDe esta forma, el criterio tipo de disca- de terapia, incidiendo en las buenas prc-pacidad desaparece, sustituido por obje-ticas en cuanto a evaluacin y control, ytivos de tratamiento asociados a deseos y normas de seguridad. Por ltimo, expon-necesidades concretas, resultado de undremos las condiciones cuyo cumplimien- SIGLOCEROanlisis individualizado de las caractersti- to asegura la calidad de profesionales ycas personales del jinete con discapaci-centros de TEAC, para finalizar descri-dad. Obviamente, es deseable que convi- biendo algunas de las malas prcticas yvan objetivos de diversos mbitos, lo que creencias errneas ms comunes.posibilita un servicio integral y ajustado alas necesidades reales del individuo. ElBeneficios de la TEACcriterio necesidades concretas es din-mico, y es de suponer que, si la interven-Si no se da contraindicacin mdica, lascin es efectiva, dichas necesidades var-condiciones de seguridad son adecuadas,en a lo largo del tiempo; ello, acompaa- y la sesin est dirigida por un profesio- 21do de un buen sistema de evaluacin,nal cualificado, la TEAC est indicadafacilita la adecuacin constante de lapara personas con discapacidad, enfer-intervencin a las necesidades del jinete.medad mental, trastornos del comporta- 5. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con...miento, problemas de aprendizaje, o ries- llo, la correcta evaluacin de las necesi-go de marginacin social4. La TEAC, por dades concretas del jinete, y la adecua-otra parte, hace de la equitacin uncin a los objetivos perseguidos por eldeporte posible para personas que por suresto de profesionales de la salud y ladiscapacidad, ven limitado su acceso aeducacin que trabajen en ese momentootro tipo de actividades deportivas.con la persona.El caballo al paso transmite al jinete La TEAC se desarrolla adems al aireestmulos en forma de impulsos de ritmo libre y en entornos naturales, acrecentn-variable que se desarrollan en las mismas dose en el jinete con discapacidad la per-dimensiones del espacio y con un patrn cepcin de participar en una actividadsimilar a la marcha humana (NARHA,normalizada, y no en una terapia (una de1988), lo que es especialmente til en el las funciones del profesional de TEAC estratamiento de disfunciones neuromoto-actuar a favor de tal normalizacin); esras, tales como la parlisis cerebral. Aspor esto que la TEAC propicia la prcticamismo, el caballo genera ms calor que el de actividades de integracin social encuerpo humano, cuya transmisin ayuda forma de situaciones de ocio o trabajoa la relajacin de la musculatura inferiordonde el objeto de inters (el caballo) seadel jinete y la liberacin del cinturn pl-comn a los participantes con y sin disca-vico (Gross, 2006), facilitando as la reali- pacidad. Tambin la TEAC es vlida comozacin de diversos ejercicios de rehabili-terapia ocupacional para adultos, al ofre-tacin fsica. Por otra parte, practicar la cer la posibilidad de desarrollar una acti-Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectualequitacin no importa con qu grado de vidad de complejidad graduable, motiva-independencia- mejora el equilibrio, laVol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30dora, con sentido en s misma, y quefuerza, la resistencia, el tono muscular yrequiere de la asuncin de responsabili-la coordinacin (Engel, 1997); la monta dades por parte del participante.como estrategia de rehabilitacin fsicase caracteriza adems por exigir del suje-TEAC para las personas con discapa-to una posicin activa, en cuanto que cidad intelectualdebe esforzarse por reajustar su posturade forma continua a fin de compensar losEn palabras de Alois Podhajsky, lamovimientos del animal (Simard, Caron,equitacin est en unin ntima con el& Skrotzky, 2003); por ltimo, la monta arte de vivir: muchos de sus principiostambin genera sentimientos de inde-pueden, en todo tiempo, servir de reglaspendencia, confianza y bienestar (Engel,de conducta. Aunque los primerosSIGLOCERO1997).modelos de terapia ecuestre se disearoncomo mtodo de rehabilitacin en perso-Con los elementos que ofrece la monta nas con discapacidad fsica (Britton,y el trato con el caballo y su entorno, el1991), la ampliacin de la TEAC al mbitoterapeuta entrenado puede trabajarde la psicologa y la educacin ha propi-sobre muchos objetivos distintos, desde ciado el desarrollo de programas integra-la rehabilitacin fsica, la psicomotricidadles para atender necesidades relaciona-y la integracin sensorial, hasta el entre- das con todos los tipos de discapacidad.namiento en habilidades sociales y lamodificacin de conducta. La magnitud En el caso del jinete con discapacidad22de los efectos teraputicos depender deintelectual, el objetivo primordial de lalas condiciones de trabajo, la formacinTEAC es el aumento en la autonoma dedel terapeuta y caractersticas del caba- la persona sobre las tareas que se estn 6. Vctor Arias, Benito Arias y Raquel Morentinllevando a cabo. La estructura de labeneficios fsicos que conlleva practicar lasesin debiera ser lo ms similar posible a equitacin, tambin podemos trabajarla de una clase normal de equitacin: lim-aspectos como la autonoma, las habili-pieza del caballo, seleccin del equipo dedades sociales, la responsabilidad, habili-monta, y trabajo en la pista. Insistimos en dades de afrontamiento y tcnicas deque el objetivo es que el jinete sea lo ms relajacin, la integracin sensorial, el len-autnomo posible: ello incluye que el guaje o la psicomotricidad. Es deseablejinete con discapacidad intelectual aban- que, independientemente de cules seandone el rol de persona cuidada para nuestros objetivos teraputicos o de edu-adoptar el de cuidador, en este caso delcacin concretos, el aumento en la auto-caballo: es el jinete el responsable de que noma del jinete lleve a la asuncin porel animal est limpio, bien cuidado y listo parte del mismo a mayores responsabili-para ser montado. Las tareas de cuidado dades y situaciones en las que deba hacerdel caballo son secuenciales, su estructu-uso de su libertad de eleccin: el aumen-ra apenas vara, y en general se desarro- to en la autonoma debe ser acompaa-llan en varios pasos que pueden ejecutar- do por una reduccin en la intensidad delse por separado; estas caractersticas lascontrol que el terapeuta ejerce sobre lohacen propicias para introducir tcnicasque ocurre durante las sesiones, dandode entrenamiento como el moldeado y eloportunidad al jinete para gestionar suanlisis de tareas, y permiten variar lapropio comportamiento. El momento decurva de aprendizaje y la complejidad demayor autonoma se da cuando el jinetela demanda, de modo que cualquier jine- con discapacidad es capaz de conducir su Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectualte pueda alcanzar el xito en su ejecucincaballo sin asistencia del gua. Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30y prepararse para abordar tareas mscomplejas.La TEAC se puede tambin adaptarcomo terapia ocupacional de ocio para Por otra parte, aunque las tareas de adultos con discapacidad intelectual. Lacuidado del animal sean por lo generalactividad con caballos cumple los requisi-mecnicas, su motivo es el bienestar de tos bsicos que la terapia ocupacionalun ser vivo, por lo que poseen un fuertedebe cumplir para ser efectiva (Pierce,componente afectivo y de empata, as 1998):como sentido en s mismas: este hecho setraduce, cuando se logra el estableci-1. Que la ocupacin sea atractiva o dese-miento de relaciones efectivas entre elable para el usuario.jinete con discapacidad y el caballo, en SIGLOCEROun elemento de fuerte motivacin intrn-2. Que sea integral, es decir, que el usua-seca para la tarea. Las actividades conrio llegue a percibir la ocupacincaballos son tambin propicias al trabajocomo algo cotidiano o normalizado,en grupo, con la oportunidad de trabajar fuera de un contexto especial de tra-sobre las habilidades sociales, la comuni- tamiento.cacin y la conducta relacional, as comosobre el sentido de la responsabilidad (es3. Que la ocupacin se ajuste a unasfrecuente que, en trabajo de grupo, losmetas significativas para el usuario,jinetes con discapacidad veteranos act- que tenga sentido y finalidad para l.en como tutores de los novatos). 23 En el caso de la TEAC, el sentido o fina-Tras el cuidado del caballo, en la montalidad de la ocupacin se refiere, por unen pista o en el exterior, adems de loslado, al disfrute de una relacin afectiva 7. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con...positiva con un animal, y, por otro, a la de ser de dos (el lder y el terapeuta) y unmonta como actividad de ocio, gratifi-mximo de cuatro (lder, terapeuta ycante en s misma. Montar a caballo esacompaantes laterales), para una sesinuna de las actividades de ocio que msindividual de terapia. El terapeuta puederesponsabilidad, aprendizaje y trabajoocupar un lugar junto al estribo, montarprevio requieren, en forma de higiene en back-riding5, o actuar a una distanciadel animal y su habitculo, alimentacinmayor, detrs, delante o junto al caballo.del caballo, y conocimiento y cuidado delequipo de monta. La normalizacin a laSalvo en excepciones en que la afecta-que se refiere Pierce (1998) equivale encin del jinete sea muy severa y/o loseste caso a la obligacin, para la personaobjetivos concretos de la terapia se refie-con discapacidad intelectual, de hacerseran casi por entero a la rehabilitacin fsi-responsable del cuidado del animal como ca, el principio fundamental que ha decondicin previa al disfrute de la monta, guiar la sesin es el de la autonomade igual forma que la mayor parte de loscomo meta: es el jinete quien debe, hastajinetes sin discapacidad. Este tipo de acti-el mximo de sus posibilidades, intentarvidades, cuando estn bien planificadas y controlar al caballo (Davies, 1988), sindirigidas, no slo promueven en la perso- que terapeuta, gua o acompaantesna la diversin y el bienestar, sino tam- presten a la persona ms apoyo que elbin el crecimiento personal, los senti-que estrictamente necesite. Como esmientos de competencia y propia vala, la obvio, para que el jinete alcance unamejora de las habilidades fsicas, cogniti- independencia cada vez mayor, se han deRevista Espaola sobre Discapacidad Intelectualvas y sociales, y la calidad de vida. cuantificar con precisin los apoyos con-cretos necesarios para la monta, redu-Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30El programa de terapia asistida por ciendo y eliminando los que vayan resul-caballos: buenas prcticastando innecesarios gracias al entrena-miento.Estructura tpica de una sesinLa estructura general de una sesin deUna sesin de TEAC se desarrolla en equitacin teraputica no se diferenciaaquellas zonas de la hpica donde seen gran medida de una clase de equita-monta normalmente: la pista de doma, la cin ordinaria: el jinete ha de comenzarpista redonda, la pista cubierta o el por sacar a su caballo de la cuadra, paracampo. En una sesin de equitacin tera-luego cepillarlo, buscar y colocar el equi-putica participan (Engel, 2006): po de monta, e ir a la pista. Por lo gene-SIGLOCEROral y salvo los cuadros ms incapacitantes1. El lder o gua, quien lleva al caballoa los que antes nos referimos, esta estruc- sujeto del ramal.tura es vlida para cualquier jinete condiscapacidad, variando la cantidad, el2. Los acompaantes laterales, que cami-tipo y la intensidad de apoyos que se le nan junto al estribo, dando apoyo fsi-prestan para cumplir dichas tareas. El co al jinete en caso de ser necesario. terapeuta debe especificar en su plan deintervencin el uso que va a hacer sobre3. El terapeuta.los elementos de una sesin ordinariapara alcanzar los objetivos teraputicos,24Excepto en el caso de los jinetes con e incidir en la realizacin de ciertas tare-mayor autonoma, el nmero mnimo deas que, por sus caractersticas, resulten enprofesionales en una sesin de TEAC hamayor beneficio para el jinete. 8. Vctor Arias, Benito Arias y Raquel MorentinTras la preparacin del caballo, llega el trabajar sobre el estado fsico general, elmomento de montar. La monta se puedecontrol de tronco y la diferenciacin esca-realizar desde tierra, desde una platafor-pular; podemos realizar ejercicios dema mvil, o desde una rampa: la decisinintegracin sensorial y psicomotricidad;sobre qu medio utilizar no depende depodemos entrenar en habilidades cogni-la comodidad del mismo, sino de la inten- tivas como la memoria y la resolucin desidad de apoyo que la persona con disca-problemas; podemos aprovechar el movi-pacidad requiera, respetando el principio miento de balanceo y el calor corporalque dicta prestar el mnimo apoyo nece- del caballo para facilitar la relajacin desario. La sesin se puede desarrollar en la un jinete con espasticidad. Podemos tra-pista (rectangular o redonda) o en campobajar sencillamente sobre el ocio sano yabierto, en circuitos ms o menos delimi- libremente elegido, la calidad de vida ytados. El tipo de actividades a realizarlos sentimientos de propia vala. En defi-dependen de los objetivos definidos trasnitiva, las posibilidades de actuacinla evaluacin, y varan desde ejercicios de teniendo como mediador al caballo sonrelajacin y estiramiento, hasta juegos,amplias, pero deben someterse a ciertasvolteo6, rutas por terreno irregular ocondiciones para resultar efectivas:prctica de los principios de la equita-cin. El aire ms utilizado es el paso, si1. Ha de existir un proceso de evaluacinbien es posible pasar al trote o incluso alcon garantas de objetividad; si no segalope, si no existe contraindicacinlleva a cabo tal proceso, no es posiblemdica y el jinete ha adquirido suficiente establecer objetivos ni verificar el cam- Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectualautonoma en la monta. bio. Teniendo en cuenta que la TEAC es en esencia una actividad deportiva que Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30La TEAC, por otro lado, no slo ha dese desarrolla en entornos naturales, laincluir actividades de monta. Es de igualmejor manera de obtener datos duran-forma importante el papel de las activi- te las sesiones es aplicando la metodo-dades pie a tierra con el caballo, como el loga observacional, de manera similarcepillado, la preparacin del equipo,a como se realiza en la investigacin enmanejo del caballo por el ramal, trabajo el mbito del deporte (Anguera, 1998;con riendas paralelas o juegos pie a tierraHernndez Mendo, 2005). As, el obje-en la pista redonda. to de evaluacin en este caso ser el comportamiento observable del jinete.Evaluacin, control y efectividad delLa primera fase de evaluacin requieretratamientoemplear las primeras sesiones en llevar SIGLOCERO a cabo una observacin discrecional deMontar a caballo tiene efectos terapu-la ejecucin en un abanico amplio deticos. Pero para poder darle a aquello tareas; de los resultados obtendremosque hacemos la denominacin de terapia nuevos objetivos de evaluacin, desufijo que, por otra parte, solemos apli- mayor especificidad, y que por lo gene-car a las actividades ms peregrinas-, haral requieren de instrumentos de reco-de tener estructura definida, control, gida de datos objetivos (por lo generalobjetivos concretos, y disponer de instru- filmaciones en video) combinados conmentos de evaluacin adecuados.sistemas de clasificacin de comporta- mientos observables, como inventarios 25Los objetivos de la TEAC pueden ser tande conducta y matrices de interaccio-variados como lo son las necesidades denes. Es importante que una parte de lalos jinetes con discapacidad. Podemosevaluacin se dedique a determinar la 9. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con... autonoma del jinete con discapacidad en una persona puede generar un ani- en la monta y el trato general con el mal con una presencia tan poderosa caballo, ya que el aumento en la auto-como el caballo, no forzar comporta- noma es siempre un objetivo de inter-mientos, y dejar que sea el jinete quien vencin deseable; la mejor manera dedecida hasta dnde quiere llegar. llevar a cabo esta evaluacin es regis- Hacer lo contrario supone, en la mayor trar qu apoyos concretos requiere el parte de las ocasiones, una mala expe- jinete para cada tipo de actividad queriencia y el abandono prematuro de la se lleve a cabo (para lo cual habremosterapia. de disponer de un sistema de codifica- cin adecuado), as como observar, a loCriterios de calidad para un servicio largo del tiempo, si el entrenamientode terapia asistida por caballos ha tenido efectos sobre la presencia e intensidad de tales necesidades deSi la terapia asistida por caballos la lle- apoyo. van a cabo terapeutas especficamentepreparados para ello, no implica ms ries-2. La TEAC ha de ser tan integral como lo gos que cualquier otra terapia que utilice son las mismas personas que acuden a un deporte (Gross, 2006). En pases como ella: aunque toda terapia haya deEstados Unidos, Francia, o Inglaterra, la tener objetivos especficos, no se ha de TEAC se encuentra plenamente integrada descuidar ninguna de las dimensiones en el rea de rehabilitacin, de modo de la persona (fsica, conductual, inte- que para poder ejercerla existe la obliga-Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual lectual y relacional). No se puede,cin de tener estudios superiores enmedicina o educacin, formacin univer-Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30 como mencionamos antes, suponer que las necesidades de un individuo se sitaria especfica en TEAC, y conocimien- refieren slo a los dficit derivadostos de equitacin (Engel, 1998). No ocu- directamente del tipo concreto de dis- rre as en Espaa, donde cualquiera capacidad que presente.puede, a ttulo privado, ejercer equino-terapia sin disponer de formacin algu-3. La TEAC debe ser segura, y no depararna, general o especfica. a los jinetes experiencias negativas producidas por un mal control de laComo mencionamos al principio de este situacin, el uso de animales inadecua-artculo, uno de nuestros objetivos es dos o el desconocimiento de quien diri-facilitar criterios de calidad para que ge la sesin. No obstante, ello no signi-cualquier persona con discapacidad o susSIGLOCERO fica actuar con temor ni sobreproteger tutores legales puedan buscar un servicio a la persona con discapacidad, ni est de TEAC con garantas. Para que un servi- reido con la bsqueda constante decio de TEAC pueda considerarse acepta- la mayor autonoma posible para el ble, ha de cumplir al menos los siguientes jinete.requisitos:4. Las necesidades, y sobre todo los dese-1. Quien dirija la terapia ha de poseer, al os del jinete con discapacidad estnmenos, estudios superiores en alguna por encima de cualquier objetivo tera-rama de la salud o la educacin (medi- putico; la motivacin intrnseca deri- cina, fisioterapia, enfermera, psicolo-26 vada de una actividad placentera es unga, pedagoga, psicopedagoga, edu- importante motor del cambio en la cacin especial, etc.). Es muy recomen- TEAC: es preciso respetar el temor quedable buscar profesionales que adems 10. Vctor Arias, Benito Arias y Raquel Morentinhayan recibido formacin especfica,tes con movilidad reducida: hechosen forma de estudios de postgrado decomo no conocer la manera correctaal menos un ao de duracin en hipo-de hacer una transferencia, desde elterapia o equitacin teraputica. En el suelo, la silla de ruedas o la rampa,caso de personas con discapacidad fsi- pueden resultar en un perjuicio para laca severa que requieran hipoterapia dignidad del jinete, cuando no en acci-como medio de rehabilitacin fsica,dente o lesin.con back-riding y manipulacin com-pleja de extremidades, es indispensa- 4. En el caso de ofrecer sesiones de montable que el terapeuta sea mdico o fisio- bajo la denominacin de terapia, elterapeuta. Por ltimo, el terapeuta, y terapeuta debe seguir el procesoespecialmente la persona que gua el correcto que define a su actividadcaballo han de ser jinetes y tener cono- como tal, y dar al jinete o a sus tutorescimientos sobre el comportamiento dellegales, firmados y por escrito, loscaballo7.resultados de la evaluacin, el progra- ma de actividades y los objetivos a con-2. Los jinetes deben llevar siempre el seguir, y un registro de la evolucin de casco, excepto en el caso de que se d la terapia a lo largo del tiempo (eva- contraindicacin mdica, como por luaciones posteriores). ejemplo ocurre en algunos casos de hidrocefalia (Gross, 2006). El ambientePor ltimo, comentaremos brevemente de trabajo debe ser tranquilo, y han dealgunas de las creencias y malas prcticas Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual seguirse las pautas de seguridad bsi-ms habituales, cuya presencia puede cas del trato con caballos y la circula- Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30derivar en baja efectividad de la terapia e cin de personas y animales. Los caba-incluso en riesgo de lesin: llos de TEAC deben haber recibido entrenamiento especfico para esteEl caballo es un terapeuta tipo de tareas, y no mostrar taras fsicas ni de comportamiento. Adems, el cen-El caballo no es un terapeuta. El caballo tro o persona que lleve a cabo la TEACno alberga la intencin de curar ni de debe disponer de un seguro de respon-beneficiar de forma alguna a quien lo sabilidad civil que cubra su actividadmonta; tampoco es capaz de dirigir una profesional, y cuyo texto debe estar a disposicin de sus clientes. sesin de terapia, de establecer objetivosni de evaluar su consecucin. En terapia, SIGLOCERO3. El terapeuta ha de conocer a la perfec-el animal ha de estar entrenado para cin las contraindicaciones mdicascorregir los defectos motricos y conduc- para la prctica de la monta a caballo,tuales del jinete (Ernst, 2007), pero siem- y ante cualquier duda razonable, exigirpre bajo la direccin del terapeuta. Se una autorizacin mdica previa al ini- trata sin duda de un hecho obvio, pero la cio de las sesiones. Hay sntomas quecreencia en l persiste y lleva, como diji- descartan la posibilidad de montar a mos, a no poca gente a ofrecer terapia caballo, o la realizacin de ciertos tipos sin control alguno y sin ser poseedores de de ejercicios una vez montado; noformacin general y especfica previa, conocer tales contraindicaciones puede esperando que el peso de las sesiones 27 resultar en lesiones graves para el jine-recaiga por entero sobre los hombros del te. Por otra parte, el momento de mon- caballo, y los resultados positivos de la tar es delicado, especialmente en jine-actividad aparezcan por s solos. 11. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con...La equinoterapia consiste en dar pase- o Este caballo est sometidoos a caballoEstas frases, tpicas, pueden definir a unMoverse a lomos de un caballo es la caballo manso, pero en ningn casobase a partir de la que se desarrolla labasta para un caballo de terapia. Un ani-terapia, no la terapia en s, por lo que, mal ha de poseer ciertas cualidades fsicascomo ya mencionamos, es indispensable y temperamentales especficas para optarla presencia de un profesional que dirija a trabajar como caballo de terapia, y esla sesin.un error creer que cualquier caballo sirve:por desgracia, en no pocas ocasiones la Por otra parte, es posible definir objeti- aparente mansedumbre de un caballovos especficos, nicamente relativos a laesconde un verdadero sndrome de inde-monta a caballo. Sin embargo, la TEAC esfensin aprendida: un caballo de esteen esencia una terapia de apoyo, y como tipo provocar, tarde o temprano, untal ha de articularse con el resto de tera- accidente.pias o servicios a los que acuda el jinete,de modo que los objetivos que se impon-El buen caballo de terapia no estgan en un programa de TEAC ayuden alsometido: confa en la persona que lecumplimiento de los objetivos del resto gua y trabaja de buen grado. Se tratade profesionales que prestan servicio altambin de un caballo desensibilizado acliente. Pongamos como ejemplo el casoestmulos extraos tales como gritos ude una persona con discapacidad fsica aobjetos, pero tremendamente sensible alas indicaciones de su gua. Por tanto, elRevista Espaola sobre Discapacidad Intelectualquien su fisioterapeuta est entrenandoen el uso de muletas; un objetivo decaballo de terapia ha de recibir un entre-Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30apoyo en TEAC podra ser mejorar el con-namiento especfico. Dentro de estetrol de tronco y la potencia muscular entrenamiento, la doma natural resultamediante ejercicios especficos de monta, muy eficaz a la hora de conseguir una fin de facilitar en lo posible el trabajo caballo tranquilo, confiado y despierto.de dicho fisioterapeuta en relacin alDebe tener tambin una configuracinobjetivo caminar con muletas. Por ellofsica adecuada, y ninguna tara comoes indispensable que el profesional decojera, ceguera, dolor o movimientosTEAC se ponga en contacto con el restoirregulares o poco elsticos (Gross, 2006),de profesionales que tratan a su cliente, ya que podra resultar en incomodidadque averige los objetivos de rehabilita- para el jinete e incluso en perjuicio, espe-cin o educacin que persiguen, y diseecialmente en el caso de personas con dis-SIGLOCEROsu propio programa de intervencin de capacidad fsica.modo que su trabajo ayude al cumpli-miento de dichas metas. En resumen, laprincipal virtud de la TEAC estriba en su conclusiones potencia para servir de apoyo a terapiasya en marcha: llevar a cabo terapia deLa Terapia Asistida por Caballos llevaforma aislada al resto de tratamientoscasi sesenta aos practicndose enque recibe el jinete con discapacidad Europa y Estados Unidos; creemos queequivale a renunciar a buena parte deleste hecho la libra de ser calificada comobeneficio que el jinete podra recibir de moda pasajera. El mundo del caballo y la28la terapia asistida por caballos. equitacin est ms cercano y accesibleque nunca a las personas con discapaci-Este caballo lo montan hasta los niosdad, y cada vez ms jinetes con necesida- 12. Vctor Arias, Benito Arias y Raquel Morentindes especiales se benefician de los efectoszacin que contase con la fuerza suficien-teraputicos de la monta y de la prcticate para convertirse en sello que asegureadaptada de la equitacin; as mismo, el la calidad profesional de sus afilados y sir-grado de profesionalizacin ha aumenta-viera de plataforma para la formulacindo de forma lenta pero constante, requi- de proyectos de mayor alcance que losrindose ya en ciertos pases titulacin programas locales. Por otra parte, los queuniversitaria especfica para poder ejer-ejercemos la equinoterapia como profe-cer la TEAC, tal y como esperamos que en sin sabemos de sus efectos positivos,el futuro ocurra en Espaa.pues los presenciamos da a da; sin embargo, la TEAC adolece de falta de Sin embargo, hay mucho que mejorar yinvestigacin que demuestre con datosmucho camino que recorrer. La falta de los principios en los que se sustenta, ocontrol sobre la actividad profesional bien genere mtodos de intervencin fia-lleva con frecuencia a la mala prctica. Enbles y potentes. La organizacin y lalo que respecta a Espaa, sera deseable investigacin son por tanto los principa-mayor unidad en forma de organizacinles retos para alcanzar mayores cotas denacional de terapeutas y centros, organi-reconocimiento y profesionalidad. Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 301 A causa de la polio, Hartel qued en silla de ruedas. Ello no le impidi ganar la medalla de plata en doma clsica en lasolimpiadas de Helsinky de 1952 y Melbourne de 1956.2Universidad de Vic (Barcelona), Universidad Complutense de Madrid, Universidad Rey Juan Carlos (Madrid), y EscuelaUniversitaria Gimbernat (Barcelona).3Conduccin de carros tirados por caballos o ponis. SIGLOCERO4Como algunos ejemplos de casos en los que la TEAC est indicada: Autismo, sndrome de Down sin inestabilidad atlan-to-axial, retraso mental, sndrome de Rett, sndrome de Angelman, otros trastornos generalizados del desarrollo, proble-mas de conducta, problemas de aprendizaje o de la atencin, problemas del lenguaje, TDA-H, parlisis cerebral, cifosis,escoliosis menor de 40, hidrocefalia, esclerosis mltiple, hemiplejia, paraplejia, discapacidad sensorial, trastornos de laalimentacin, o esquizofrenia. En cuanto a las personas en riesgo de marginacin social, existen programas de activida-des asistidas por caballos para nios internos en centros de acogida, as como actividades ocupacionales para adultos enprisin.5 Monta gemela en la que el terapeuta cabalga sobre la grupa, detrs del jinete, prestando apoyo para el mantenimien-to de la postura correcta y la realizacin de diversos ejercicios de rehabilitacin fsica.6Actividad que consiste en la monta sin silla (con cinchuelo y manta), en crculos con el caballo a la cuerda, que se puederealizar individualmente o en grupo y que incluye la realizacin de diversos ejercicios de gimnasia encima del caballo. 297 Nos referimos al trmino ingls horseman, con frecuencia manejado en el mbito de la doma natural, que implica noslo el conocimiento de la equitacin sino tambin el del manejo correcto del caballo pie a tierra, de su entrenamiento,saber distinguir y reaccionar ante sus estados de nimo y ser capaz de interpretar y reproducir sus seales de comunica-cin. 13. terapia asistida por caballos: nueva propuesta de clasificacin, programas para personas con...bibliografa Anguera, T., Arnau, J., et al. (1998).Handbook. Denver: NARHA. Mtodos de investigacin en Psicologa. Madrid: Sntesis. Pierce, D. (1998). What is the source of occupations treatment power? Asociacin de ZooterapiadeAmerican Journal of Occupational Extremadura (AZE). Las terapias Therapy, 52, 490-491. ecuestres. Disponible en www.zoote- rapia.com. Podhajsky, A. (2007). La equitacin Britton, V. (1991). Riding for the dis- clsica. Sevilla: Grupo Lettera S.L. abled. London: B. T. Batsford. Romer, S. (2006). Introduccin a la Davies, J. (1968, 1988 revised). TheEquinoterapia. Disponibleen reins of life. London: J. A. Allen. www.masarago.com. Engel, B. T. (2006). The horse, the Scott, N. (2005). Special needs, special handicapped, and the riding team in horses: A guide to the benefits of a therapeutic riding program. therapeuticriding.Denton: Durango: B. E. Therapy Services.University of North Texas Press. Engel, B. T. (1998). Therapeutic riding Simard, C., Caron, F., & Skrotzky, K. I: Strategies for Instruction. Durango: (2003). Actividad fsica adaptada. B. E. Therapy Services.Revista Espaola sobre Discapacidad Intelectual Barcelona: Inde.Vol 39 (2), Nm. 226, 2008 Pg. 18 a pg. 30 Engel, B. T. (1997). Therapeutic riding II: Strategies for Rehabilitation.Schalock, R., & Verdugo, M.A. (2007). Durango: B. E. Therapy Services.El concepto de calidad de vida en los servicios y apoyos para personas con Ernst, M., & de la Fuente, M. (2007). discapacidad intelectual. Siglo Cero, Manual bsico de hipoterapia. 38(4), 21-36. Barcelona: La Liebre de Marzo. Scott, N. (2005). Special needs, special Gross, E. (2006). Equinoterapia: La horses: A guide to the benefits of the- rehabilitacin por medio del caballo. rapeutic riding. Denton: University of Mxico: Trillas. North Texas Press.SIGLOCERO Hernndez Mendo, A. (Coord.) Verdugo, M.A. (2003). Anlisis de la (2005). Psicologa del deporte (3 vols.). Sevilla: Wanceulen. definicin de discapacidad intelectual de la Asociacin Americana sobre NARHA (1988). North AmericanRetraso Mental de 2002. Siglo Cero, RidingfortheHandicapped 34(1), 5-19.30

Recommended

View more >